Nuevo algoritmo de Google: FRED

Si por algo se ha caracterizado Google a lo largo de su historia ha sido por ir actualizando los algoritmos que configuran su buscador. Algunos de los principales han sido:

  • Google Panda: apareció en 2011 y se centró en determinar la calidad del contenido subido, penalizando el de poca relevancia.
  • Google Penguin: vino a sustituir a Google Panda tan sólo un año después y a diferencia de su predecesor, estaba más orientado a factores off-site, teniendo en cuenta la calidad y el nivel de manipulación de los dominios desde dónde procedieran los backlinks que apuntaran a una web.
  • Google Hummingbird: este cambio fue uno de los causantes del Google actual que conocemos. Con este algoritmo Google añadió la “búsqueda compleja”, que es aquella en la que preguntamos al buscador cualquier cosa para que nos conteste de la forma más precisa posible (Como por ejemplo, ¿mejor restaurante italiano de Málaga?).

 

Este año le ha tocado el turno a Google Fred. Como curiosidad, deciros que este algoritmo no ha recibido ningún nombre a conciencia como los demás, sino que ha adoptado el nombre de “Fred” por ser el nombre estándar que, según el estadounidense Barry Schwartz, reciben los nuevos algoritmos a los que Google no les otorga un nombre específico.

 

¿Qué es Google Fred?

Fred es el actual algoritmo de Google, y que apareció a mediados del pasado mes de marzo. El objetivo del actual algoritmo es proteger al usuario de  una publicidad excesiva y en algunos casos, intrusiva. Para conseguir esto Google ha comenzado a penalizar a sitios web que no cumplían con estas buenas prácticas de uso de la publicidad.

Medir los efectos de este algoritmo es sencillo: únicamente observado la evolución del tráfico orgánico desde que entró en vigor Fred el pasado marzo. Si la web bajó en su posicionamiento de forma evidente, es posible que el sitio web se haya visto afectado.

 

¿Qué hacer para que “Fred” no penalice nuestro sitio web?

Hay una serie de factores relevantes que pueden penalizar un sitio web:

 

  • Lugar y cantidad de publicidad en la web: ya no sólo influye la cantidad de publicidad que pueda albergar un sitio web, sino que también hay que tener en cuenta la posición de los mismos. Alguna de las posiciones inadecuadas son lugares que no dejen visible algún tipo de menú principal o simplemente que inciten al error del usuario y por consiguiente a clicar en él, beneficiando así tanto al anunciante como al propietario de la web. En definitiva, los anuncios tienen que disponer un lugar lo suficientemente claro para que el usuario pueda reconocerlos perfectamente.
  • Enlazar sin sentido: la práctica de enlazar a páginas web que no estén relacionadas con la temática de la que se habla es un error. Google penaliza o premia según el valor que le puedan generar al usuario los enlaces generados en el contenido.
  • Contenidos escasos o duplicados: uno de los cambios que anunció Google es que daría prioridad a la calidad del contenido frente a la cantidad. Incluso en webs con poco texto como puede ser un e-commerce, ha incrementado la importancia de una adecuada y precisa descripción o título de un simple producto.
  • Web Responsive: es uno de los elementos de mayor importancia, ya que los dispositivos móviles están superando en número de consultas a las realizadas desde el ordenador tradicional. Con lo cual, no tener una web responsive (optimizada para varios dispositivos), hará que Google Fred penalice duramente el posicionamiento de la web en su buscador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú