Seleccionar página

Lo usuarios que llegan a una web deciden en los 2-3 primeros segundos si se quedan y continúan navegando por ella o la abandonan. La primera impresión es lo que cuenta, por lo que ofrecer una primera impresión positiva es lo que llevará al usuario a decidir que está en el sitio web correcto (el que estaba buscando).

Las landing page juegan un papel fundamental a la hora de convertir usuarios en leads o clientes finales de las empresas. Éste es su objetivo fundamental, por lo que debemos de conseguir que su diseño sea sencillo a la vez que atractivo para el usuario, para que éste se sienta cómodo, encuentre fácilmente lo que necesita e inicie la conversión que nosotros estemos buscando. Su funcionamiento es básico: si ofreces algo de calidad que seduzca al usuario y lo que pueda estar interesado, éste estará dispuesto a dejar su información personal, realizar una compra,… o llevar a cabo cualquier acción para la que hayamos despertado su interés.

Para conseguir que nuestra landing page sea usable y convierta, debemos de cumplir una serie de requisitos:

 

  • Incluir llamadas a la acción

Este tipo de elementos incitan al usuario a cumplir el objetivo para el que hemos creado nuestra landing page. Hablamos de textos, o botones o enlaces que hagan pulsar sobre ellos. Deben de ser claros y estar lo más visibles posible para que impacten sobre el usuario, por lo que en muchas ocasiones suele ser contenido que resalta sobre el resto de contenido existente.

Es habitual encontrar varias las llamadas de atención que podemos encontrar en cualquier página de aterrizaje para intentar guiar todo lo posible al usuario por el camino que queremos que siga. Con el siguiente ejemplo vemos dos tipos de llamada a la acción que puede tener una landing page:

landing_labiznaga

 

  • Solicitar sólo la información necesaria

En muchas ocasiones vemos formularios o pasarelas de pago con múltiples pagos y cajas de texto que rellenar por parte del usuario. Este hecho acaba convirtiéndose en una barrera que dificulta la conversión que queremos conseguir con nuestra landing, ya que los usuarios suelen ser reacios a priori a dar información personal o simplemente se cansan de rellenar espacios en blanco y acaban abandonando la página.

Lo ideal es que pidamos sólo la información que sea estrictamente necesaria para completar una compra online o que la empresa pueda ponerse en contacto con la persona que ha enviado un formulario, etc. Un buen ejemplo de esto lo podemos ver a continuación:

formulario

 

  • Que no existan errores

Parece muy obvio, pero es posible encontrarnos con landing pages donde existen faltas de ortografía, enlaces que nos llevan a una página con un Error 404 o botones que por mucho que hagamos clic no funcionan (incluidos los botones “Enviar” de un formulario de contacto). Todos estos errores no deberían darse en ningún caso, ya que empeoran la imagen de marca en cuestión y además, provocan que podamos perder a posibles clientes interesados en nuestro producto o servicio, por lo que es muy imporatnte revisar que todo esté correcto.

error404

 

  • Concreción y concisión del mensaje

Debemos ser concretos con lo que ofrecemos y sintetizar de una manera clara y ordenada el mensaje sobre el producto o servicio que vamos ofrecer al usuario cuando llegue a nuestra landing page. Evitar mostrarle gran cantidad de información sobre nosotros, muchas opciones o multitud de productos o servicios puede llegar a ser contraproducente, pues podemos conseguir que el usuario se canse de leer o distraer su atención de lo realmente importante y de la acción que queremos que realice.

Además, el contenido más importante debe aparecer en la parte superior de la página, evitando así que el usuario tenga que hacer mucho scroll para ver lo que nos interesa que vea.

cincrecion

 

  • Humanizar la web

Humanizar nuestra landing page ayudará a generar mayor seguridad y confianza en el usuario, y nos servirá también para dar sensación de cercanía y buen trabajo.

Tanto la seguridad como la confianza que generemos son fundamentales a la hora de conseguir que el usuario realice la conversión que buscamos con nuestra landing. Debemos partir de la idea de que el usuario no nos conoce ni sabe nada sobre nosotros, por lo que debemos transmitirle que puede confiar en nosotros. Una buena técnica que apoya este hecho es el incluir comentarios de la experiencia de otros usuarios o sellos, certificados, premios, etc., que avalen nuestra actividad.

También podemos incluir a personas o rostros del equipo humano que conforma la empresa para conseguir esa humanización de la web. Existen estudios que defienden que esto incrementa en un 30% las probabilidades de compra o de conversión por parte del usuario. Un ejemplo claro de esta característica de usabilidad web es el siguiente:

humanizar-web-ii

 

Y vosotros, ¿sois propietarios de sitios web o landing pages que cumplen con estos criterios de usabilidad web?

Share This:

[Total:0    Promedio:0/5]